Zentrum für Internationale Lichtkunst Unna

el primer museo del mundo dedicado a la luz en el arte

A casi tres horas de la ciudad de Berlín se encontraba un edificio remoto. Los botellines de cerveza y el ruido del vidrio repicando eran la tónica de la antigua fábrica de cerveza Linden. Fue en los oscuros y turbios sótanos de ese edificio de la ciudad de Unna donde pisó John Jaspers. “¿No es un espacio ideal para hacer algo con luces?”, se preguntó sabiendo ya la respuesta. La cebada fue substituida en 2002 por el arte de la luz, fruto de la mirada de este pintor, escultor y artista gráfico estadounidense, que pasó a ser comisario de The Centre for International Light Art, el primer y único museo en el mundo dedicado exclusivamente al arte de la luz. Los 2.400 m2  de espacio de exposición dan lugar al género de arte contemporáneo light art, que nació fruto del impacto del uso comercial de las luces de neón y de la mano de László Moholy-Nagy, un miembro de la Bauhaus influenciado por la corriente constructivista. El Rembrandt y el Van Gogh del light art, o en otras palabras, Olafur Eliasson y James Turrel, son dos de los artistas que forman la colección de este centro de arte. El museo también cuenta con una sección de exposiciones rotativas, como la de los artistas Anthony McCall, Diana Ramaekers, Regine Schumann, Vera Röhm y Lucinda Devlin, llamada Dark!, expuesta hasta el 3 de abril del próximo año. Una habitación sin luz natural, colores y sombras; superficies de luz en las que los visitantes quedan inmersos ante la oscuridad, como sintiéndose parte de ella. La co-exposición Oscuro II analiza e interpreta el término ‘oscuro’ de una manera diferente, inesperada. La oscuridad en las entrañas de un ser humano desde el juego metafórico de luz y sombras. Entre lo visible y lo invisible. La historia del templo del light art tal y como la imaginó John Jaspers.

The Centre for International Light Art (Berlin)
Advertisements